viernes, 3 de octubre de 2014

Amaranta: La meta es El Saqueo



 
Robert Serra, el diputado electo más joven de la historia de Venezuela.



 
En eso estoy hablando con los muchachos y oigo un ruido en la montaña, en el monte que viene. Aparece un hombre con una mula, y los muchachos cuando me vieron se sorprendieron mucho, cosa natural y “¡Epa, Chávez, qué hace!”. El hombre aquel no. Me sorprendí de la imperturbabilidad de aquel ser humano. Él baja en la mula y me ve: “Chávez”. Pero imperturbable se bajó de la mula, nos dimos la mano. ¿Sabe lo que me dijo? Como si me hubiera leído no sé, yo no sé si fue que Fidel lo mandó. Estoy seguro que no. Estaba mi hijo conmigo. Aquel hombre me dijo: “Chávez, en tu lucha no tienes derecho a cansarte. Te exhorto a que continúes”.”

Hugo Chávez
"Te exhorto a que continúes"
Cuentos del arañero


En honor a Robert Serra y María Herrera



La meta es El Saqueo

1-Delincuencia.

2-Sicariato al azar y  selectivo.

3-Desabastecimiento por fuga de cualquier producto por contrabando, por destrucción o paralización total  de la producción de cualquier rubro "necesarizado".

4-Guerra bacteriológica.

5-Precarización de los servicios de  electricidad,  agua,  transporte, aseo,  vialidad, iluminación de vías y espacios públicos.

6-Maltrato por parte del servidor público y privado, cuando es apátrida nacional o extranjero.

7-Morosidad de salario o cancelación de honorarios, pagos, bonos.

8-Apología del antivalor.

9-Mediocridad en el  acabado de cualquier mercancía.

9-Especulación.

10-Cierre de los laboratorios y distribuidores de medicamentos.

11-Saboteo de maquinarias en sector salud.

12-Fuga de intelectuales y talentos planificada en cooperación con el exterior.

13-Toda clase de formatos heredados de viejos empresarios a los nuevos empresarios y a delincuentes de gran escala y delincuentillos con su nuevo trabajo fácil, a través de la especulación con divisas.

Son 13 entre muchas otras estrategias de un plan para lograr una meta:

La meta es El Saqueo.

Ya no se trata del saqueo que se produjo durante El Caracazo sino uno más sofisticado donde volvemos a dejar de lado cualquier naturaleza ética y honesta para arrancarnos entre nosotros la limosna de los poderosos, la gran estafa de la historia: el Dinero, capaz de producir todas las comodidades que castran o atrofian LOS PODERES REALES DE NUESTRO  ESPÍRITU  HUMANO.

Y al fin la última semana, después de años en crecimiento exponencial de este manual en acción, articulado estratégicamente desde el exterior y acompañado con el furor de conspiradores camuflados o evidenciados contra la Revolución, El Gobierno Bolivariano se atrevió  a denunciar este plan, utilizando por fin el término Bloqueo.

Veamos dos de sus sencillas definiciones:

Incapacidad transitoria de un individuo para reaccionar ante una situación determinada.

Aislamiento.

Con bastante tardanza, en relación con los debates generados en colectivo, por fin, desde la voz de los líderes de la Revolución Bolivariana se asume el término Bloqueo para señalar la estrategia lógicamente modernizada, en comparación con otras historias de políticas terroristas de bloqueos a cualquier pensamiento, sentimiento y sobretodo materialización del poder individual y colectivo hacia la soberanía y libertad económica y por ende, cultural de pueblo alguno.

Hacemos un llamado a no subestimar el vínculo emotivo Pueblo – Representantes, que ha sostenido a la Revolución Bolivariana.

Con el mismo objeto de ahogar a su presa, el verdugo no descansa porque es otro esclavo, científico o técnico obrero mercenario, cuya sustancia letal, bala o cuchillo, la acciona hacia el entramado cultural del mundo, por ignorancia o con ventaja,  y desde el brazo bélico estadounidense. 



¿El autor intelectual?

Obviamente no puede encontrarse el músculo que piensa en el mismo músculo que empuja, por lo que es necesario también comprender que al resto de este cuerpo ejecutor le sobran extremidades para accionar cuando le corresponde.

Sabemos algo de la cabeza, de su fuerza bruta para imponer su “ley del más fuerte”, aprobada por nosotros los débiles cuando nos aislamos al  dejarnos invadir por la tristeza, el dolor y la ira.

Solamente adolece ese cuerpo vil, de un órgano: el corazón; por lo que se le hará imposible vibrar en armonía e irá lanzando patadas filosas, en la medida de su desesperación y porque sabe que está sentenciado su final.

Al faltarles corazón, también son capaces de la mayor frialdad: especie de don del bruto para adelantarse a su anulación, hacia la nada.

La bestia, patas arriba, intenta escapar de su fango y se amarra fuertemente donde encuentra fuertes cabos de venas, porque sabe que se conduce justo a arrancar lo que sí y mucho, nos sobra en el pecho.




Robert Serra
Aniquiló tu cuerpo a francotirado,
la cobardía del que ve su propio reflejo,
ya, desde su hundida máscara de sus últimos tiempos.
Nada te silencia.

Tu palabra potente taladra para siempre en el cráneo de los serviles.
Te cubre de flores y virtud nuestra admiración, hermano y camarada.
Cada vez se evidencia más que esta batalla es espiritual.

Quien rige la fuerza hacia su poderío material,
encarna su logro en cosas y por  sobre los suyos  cercanos y lejanos.
Se alimenta del miedo y  la sangre
y también  es desechado al azar por los suyos.

Quien rige su fuerza hacia el amor
evidencia sus frutos en la riqueza de toda índole
porque todo lo multiplica,
comparte y todo le sobra porque nada necesita.

Estamos atentos ante la tristeza sembrada
al intentar arrancarnos a tantos como tú
en todos los pueblos del mundo.

Está adelantando su propia lápida de La Nada el egoísta
 porque ciertamente no sabe
qué es el corazón

Amando Venciendo
Arriba y atentos

Amaranta



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada