jueves, 5 de marzo de 2015

Amaranta, Pancho Amat, Raúl Torres y Amilcar Briceño rinden homenaje en La Habana al líder de la revolución Bolivariana

Con motivo del 2do aniversario de la siembra del Comandante Chávez


(Caracas 05/03/2015 PRENSA AMARANTA) Con motivo del segundo aniversario de la siembra del líder de la revolución bolivariana Hugo Chávez y como parte de las actividades que se estarán realizando en todo el mundo en homenaje al líder, los días 5 y 6 de marzo en La Habana  se estará efectuando un ciclo de ponencias y conciertos con la participación de la cantora venezolana Amaranta junto a los reconocidos cantautores latinoamericanos Raúl Torres, Ivan Pérez Rossi, Pancho Amat y Amílcar Briceño.


Las actividades tendrán inicio el día de jueves 05 de marzo en  La Cabaña Del Morro, Gran Fortaleza  De La Habana a las 4:00pm en las instalaciones de la estatua del Comandante Chávez, seguida de dos presentaciones el día viernes 6 marzo primero a las 6:00pm en la Peña “La Pupila Asombrada” ubicada en “El Hueco” del Instituto Internacional de Periodismo José Martí”, 21 y G, Vedado habanero, con el auspicio de esa institución y la Federación Estudiantil Universitaria, cerrando posteriormente el ciclo de conciertos en la Casa del Alba a las 7:00pm donde la cantautora compartirá escenario con el guitarrista, y tresista cubano Pancho Amat y los compositores Ivan Pérez Rossi y Amilcar Briceño. (FIN/Prensa Amaranta)

viernes, 3 de octubre de 2014

Amaranta: La meta es El Saqueo



 
Robert Serra, el diputado electo más joven de la historia de Venezuela.



 
En eso estoy hablando con los muchachos y oigo un ruido en la montaña, en el monte que viene. Aparece un hombre con una mula, y los muchachos cuando me vieron se sorprendieron mucho, cosa natural y “¡Epa, Chávez, qué hace!”. El hombre aquel no. Me sorprendí de la imperturbabilidad de aquel ser humano. Él baja en la mula y me ve: “Chávez”. Pero imperturbable se bajó de la mula, nos dimos la mano. ¿Sabe lo que me dijo? Como si me hubiera leído no sé, yo no sé si fue que Fidel lo mandó. Estoy seguro que no. Estaba mi hijo conmigo. Aquel hombre me dijo: “Chávez, en tu lucha no tienes derecho a cansarte. Te exhorto a que continúes”.”

Hugo Chávez
"Te exhorto a que continúes"
Cuentos del arañero


En honor a Robert Serra y María Herrera



La meta es El Saqueo

1-Delincuencia.

2-Sicariato al azar y  selectivo.

3-Desabastecimiento por fuga de cualquier producto por contrabando, por destrucción o paralización total  de la producción de cualquier rubro "necesarizado".

4-Guerra bacteriológica.

5-Precarización de los servicios de  electricidad,  agua,  transporte, aseo,  vialidad, iluminación de vías y espacios públicos.

6-Maltrato por parte del servidor público y privado, cuando es apátrida nacional o extranjero.

7-Morosidad de salario o cancelación de honorarios, pagos, bonos.

8-Apología del antivalor.

9-Mediocridad en el  acabado de cualquier mercancía.

9-Especulación.

10-Cierre de los laboratorios y distribuidores de medicamentos.

11-Saboteo de maquinarias en sector salud.

12-Fuga de intelectuales y talentos planificada en cooperación con el exterior.

13-Toda clase de formatos heredados de viejos empresarios a los nuevos empresarios y a delincuentes de gran escala y delincuentillos con su nuevo trabajo fácil, a través de la especulación con divisas.

Son 13 entre muchas otras estrategias de un plan para lograr una meta:

La meta es El Saqueo.

Ya no se trata del saqueo que se produjo durante El Caracazo sino uno más sofisticado donde volvemos a dejar de lado cualquier naturaleza ética y honesta para arrancarnos entre nosotros la limosna de los poderosos, la gran estafa de la historia: el Dinero, capaz de producir todas las comodidades que castran o atrofian LOS PODERES REALES DE NUESTRO  ESPÍRITU  HUMANO.

Y al fin la última semana, después de años en crecimiento exponencial de este manual en acción, articulado estratégicamente desde el exterior y acompañado con el furor de conspiradores camuflados o evidenciados contra la Revolución, El Gobierno Bolivariano se atrevió  a denunciar este plan, utilizando por fin el término Bloqueo.

Veamos dos de sus sencillas definiciones:

Incapacidad transitoria de un individuo para reaccionar ante una situación determinada.

Aislamiento.

Con bastante tardanza, en relación con los debates generados en colectivo, por fin, desde la voz de los líderes de la Revolución Bolivariana se asume el término Bloqueo para señalar la estrategia lógicamente modernizada, en comparación con otras historias de políticas terroristas de bloqueos a cualquier pensamiento, sentimiento y sobretodo materialización del poder individual y colectivo hacia la soberanía y libertad económica y por ende, cultural de pueblo alguno.

Hacemos un llamado a no subestimar el vínculo emotivo Pueblo – Representantes, que ha sostenido a la Revolución Bolivariana.

Con el mismo objeto de ahogar a su presa, el verdugo no descansa porque es otro esclavo, científico o técnico obrero mercenario, cuya sustancia letal, bala o cuchillo, la acciona hacia el entramado cultural del mundo, por ignorancia o con ventaja,  y desde el brazo bélico estadounidense. 



¿El autor intelectual?

Obviamente no puede encontrarse el músculo que piensa en el mismo músculo que empuja, por lo que es necesario también comprender que al resto de este cuerpo ejecutor le sobran extremidades para accionar cuando le corresponde.

Sabemos algo de la cabeza, de su fuerza bruta para imponer su “ley del más fuerte”, aprobada por nosotros los débiles cuando nos aislamos al  dejarnos invadir por la tristeza, el dolor y la ira.

Solamente adolece ese cuerpo vil, de un órgano: el corazón; por lo que se le hará imposible vibrar en armonía e irá lanzando patadas filosas, en la medida de su desesperación y porque sabe que está sentenciado su final.

Al faltarles corazón, también son capaces de la mayor frialdad: especie de don del bruto para adelantarse a su anulación, hacia la nada.

La bestia, patas arriba, intenta escapar de su fango y se amarra fuertemente donde encuentra fuertes cabos de venas, porque sabe que se conduce justo a arrancar lo que sí y mucho, nos sobra en el pecho.




Robert Serra
Aniquiló tu cuerpo a francotirado,
la cobardía del que ve su propio reflejo,
ya, desde su hundida máscara de sus últimos tiempos.
Nada te silencia.

Tu palabra potente taladra para siempre en el cráneo de los serviles.
Te cubre de flores y virtud nuestra admiración, hermano y camarada.
Cada vez se evidencia más que esta batalla es espiritual.

Quien rige la fuerza hacia su poderío material,
encarna su logro en cosas y por  sobre los suyos  cercanos y lejanos.
Se alimenta del miedo y  la sangre
y también  es desechado al azar por los suyos.

Quien rige su fuerza hacia el amor
evidencia sus frutos en la riqueza de toda índole
porque todo lo multiplica,
comparte y todo le sobra porque nada necesita.

Estamos atentos ante la tristeza sembrada
al intentar arrancarnos a tantos como tú
en todos los pueblos del mundo.

Está adelantando su propia lápida de La Nada el egoísta
 porque ciertamente no sabe
qué es el corazón

Amando Venciendo
Arriba y atentos

Amaranta



miércoles, 1 de octubre de 2014

Es tiempo de siembra: La Sirena y el Coplero de Guareguare



Manos y Retoño. Autor desconocido.

María Rodríguez, La Sirena, se hizo eterna. Se fue cerquita, siguiendo los pasos de Margarito Aristigüieta, El coplero de Guareguare. 

Es tiempo de la siembra, nuestras manos se funden con la tierra, abonamos pensamientos y regamos con la sal de nuestras lágrimas. 

Así se ha hecho desde el principio. La semilla es tallo, es árbol, hoja y fruto, y semilla; así hasta el infinito. Si alguna vez hubo principio seguro es como el infinito, seguro que es como la semilla. Nuestros maestros hoy se hacen ancestros, cumplimos con el rito, así que lloramos y cantamos, pero nos toca sembrar.

Sembrar es seguir sus pasos, nutrir su obra, garantizar el sagrado alimento que nos hará trascender todo tiempo y espacio, que hará que la humanidad tenga razones para luchar y luces con las que vencer a las sombras. Sembrar es cuidar de la semilla, para que sea árbol y fruto y semilla de nuevo.

El Coplero de Guareguare y La Sirena, voces de Venezuela, cantaron a la tierra y a la mar, al campesino y al pescador, a los hombres y mujeres sencillos. Su testimonio, cuenta de un pueblo amoroso, bello y justo, valiente y alegre, ingenioso y feliz, que supera las dificultades riendo. Todo está en ellos, todo dentro de la semilla.

Es tiempo de sembrarlos. Después de ser árbol y fruto, Margarito y María son semilla de nuevo ¡Sembremos pues! Y tendremos con ellos maravillas que cosechar... 

Margarito y la copla 


Margarito Aristiguieta nació el 25 de octubre de 1925, en Guareguare, un poblado rural de los Valles del Tuy, estado Miranda. Gran cultor del joropo central o tuyero, Margarito fue hombre del campo, sabio, risueño y de muy inteligente humor.

Vivió sus años de infancia en su pueblo natal, donde iba a la escuela y labraba la tierra junto a su padre. Pero su amor a la música le llevó a iniciar su carrera como cantor de joropo tuyero a los 14 años de edad, entre remates de cosecha y peleas de gallos.

Se fue a Caracas, donde se hizo alumno del maestro Vicente Emilio Sojo.

Como para crear y recrear, en la rica tradición tuyera, solo hacen falta dos, arpisto y  maraquero cantor, el coplero de Guareguare, Margarito Aristiguieta, se convirtió en "la llave", la maraca y la voz, que acompañara al  virtuoso del arpa tuyera y músico venezolano Fulgencio Aquino. Margarito y Fulgencio se conocieron en 1950 y juntos recorrieron el mundo.

Margarito Aristiguieta y Fulgencio Aquino crearon juntos temas inolvidables, como "La Oración del Tabaco" popularizada por La Voz de Cumaná, María Rodríguez, Semillas de amor y muchas otras.

Margarito partió el 11 de septiembre de 2014.


Una mirada de María




Nació en el Barrio Plaza Bolívar de Cumaná, el 2 de julio de 1924. Desde muy niña demostró su amor por la música y el baile, participando y organizando las comparsas de su pueblo. La niña María decidió dedicar su vida a la difusión del arte popular expresado en los cantos y diversiones orientales.

María, a los diez años, bailó la diversión oriental "La Sirena", nombre con el que se le reconocería durante el resto de su vida. La negra joropeaba con gracia y su devoción por la tradición de su pueblo la hizo amada.

Cantó aguinaldos, y en los Velorios de la Cruz de Mayo rendía su homenaje con fulías y retaba con el contrapunteo. La Jota Cumanésa, La Malagueña, y el Joropo con estribillo cumanés, también se hicieron en su voz.

De su nutrido repertorio, conocimos: La Iguana, La Mariposa, Soñé con el Mariscal, Los Dos Titanes y La Oración del tabaco.

La voz de Cumaná, viajó por Venezuela y el mundo llevando el canto del oriente venezolano y por décadas educó en la Universidad de Oriente, sembrando su gran conocimiento por la tradición de nuestro pueblo.

"La Sirena" fue reconocida como Patrimonio Cultural Viviente del estado Sucre en 1994.

María tuvo siete hijos, a ellos legó su amor por el origen. Pero más hijos e hijas hemos crecido a la sombra de su amor por la tradición de nuestro pueblo.

Se hizo eterna el 29 de septiembre de 2014.